Obsesión por el fin

Estándar

Londres, 31 de julio del 2012, el quinto día de los juegos olímpicos de verano impacta al mundo con una escalofriante escena: 12 atletas de la delegación iraní han sido asesinados y colgados de los pies en sus habitaciones en la Villa olímpica de Stratford city.  Pese a toda la seguridad desplegada por parte de la policia londinense, la historia de Munich en 1972 se repite 40 años después,  pero con más cureldad que en esa época.   El presidente de Irán Mahmud Ahmadinejad  pide a Inglaterra que se realice una investigación profunda sobre lo ocurrido, además que se suspendan los juegos en señal de duelo por los atletas fallecidos.  El país anfitrión trabaja en descubrir al responsable o responsables  del atentado, pero se opone a suspender los juegos,  los deportistas iraníes sobrevivientes se marchan a su patria, China y Rusia retiran sus delegaciones deportivas pues ven como una afrenta la decisión de Londres y apoyan al presidente Ahmadinejad quien motivado por un embargo económico y la masacre de sus compatriotas,  dos días después, a la media noche del 3 de agosto, declara la guerra a Inglaterra,  Estados Unidos hace lo mismo con Irán, a lo que China  y Rusia declaran la guerra a la nación americana y a los ingleses, ha comenzado la Tercera Guerra Mundial.

Villa olímpica, Stratford city, Londres

Lo que pocos saben es que todo es parte de un oscuro plan armado por una Sociedad secreta que desde su formación ha tenido como objetivo principal, tener el control del mundo entero, unificarlo en un “Nuevo Orden Mundial”, Los Illuminati.  En ese plan, estaba contemplado hacer creer a la opinión pública, que Irán estaba implementando energía nuclear para crear armas de destrucción masiva, lo cual no era cierto; ante estas declaraciones, la Unión Europea impuso un embargo petrolero a Irán, el cual entró en vigor el primero de julio del 2012, días antes de iniciar los juegos olímpicos.  Lo que en verdad querían los miembros de dicha Sociedad, era crear un clima de tensión, un motivo para iniciar un conflicto bélico; por tal razón, se infiltraron en la seguridad inglesa, como ya lo habían hecho antes en cuanta organización consideraban necesario hacerlo;  para matar a los atletas iraníes y desatar la furia de dicha nación por el atentado.

Esta organización ya había hecho de las suyas tiempo atrás.  Tuvieron participación en la Revolución Francesa, también financiaron toda la campaña antisemita de Hitler en la Segunda Guerra Mundial; ahora iban por algo más grande, su principal razón de existir: El dominio del mundo entero.  ¿Y cómo iban a lograrlo? bueno, en medio de tanto terror, todos necesitan un líder que brinde seguridad, paz a las personas que sobrevivieron; después de la Guerra, había que unificar a todos los habitantes bajo un nuevo mundo,  con un solo idioma, una sola moneda, unas mismas leyes para todos por igual, o sea un “Nuevo Orden”.  El plan era perfecto, no podía haber fallas, pues se había venido desarrollando desde hace cientos de años.  Pero no contaron con un pequeño gran detalle…  El hombre es el ser vivo más autodestructivo que hay sobre la faz de la Tierra y cuando de destruir se trata, es un artista, su creatividad para el exterminio no tiene límites y esta vez, no sería distinto.

En la Segunda Guerra Mundial, se lucieron estrenando la bomba atómica, esa fue la “cereza” en ese amargo pastel que el

Proyecto HAARP, Gakona, Alaska

mundo tuvo que digerir en esa fecha.  Ahora en esta guerra, la estrella fue la llamada “Poyecto HAARP”, que quiere decir en inglés: High Frequency Advanced Auroral Research Project.  Traducido al español sería, Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia.  Desarrollado en unas instalaciones militares situadas en Gakona, Alaska,  un misterioso proyecto el cual consistía en 180 antenas que funcionando en conjunto eran como una sola antena que emitía 1 GW =1.000.000.000 W, o sea un billón de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetraban en la atmósfera inferior e interactúan con la corriente de los elecrojets aureales.

Para explicarlo de la forma más simple, HAARP tenía el poder de desencadenar inundaciones, sequías, huracanes y terremotos en cualquier parte del mundo; incluso podía manipular la mente humana; el hombre quizo jugar a ser Dios, controlando el clima mundial, lo que nunca imaginó, fué que al cambiar el clima en un hemisferio, en el otro se vería afectado también, por querer ser Dios, le decía “adios” a su existencia; este fue el inicio del fin del mundo…

Tornado creado con HAARP

El anterior es un resumen de un cuento que escribí hace unos meses y que me ha servido para ilustrar este post.  El ser humano ha vivido por siempre con una obsesión por el fin del mundo.  Desde tiempos lejanos esa ha sido una de las preocupaciones más latentes en la mente del hombre.  En 1899, la gente creía que en el año siguiente, el mundo acabaría.  En 1999, también tenían temor de que en el 2000 todos pasaríamos a mejor vida; apocalipsis, profecías y fatídicas predicciones nos han acompañado todo este tiempo y han dado pie para historias que  han llegado a la pantalla grande y se convirtieron en éxitos de taquilla; el Armagedón ha sido además de una “piedrita en nuestro zapato” un gran negocio para los grandes estudios de cine y por supuesto para quienes especulan con el temor colectivo, “¡Arrepientanse, el fin está cerca!” nos han dicho en algún momento.  En internet hay más de mil historias de supuestas conspiraciones de Sociedades Secretas que quieren apoderarse del mundo o de enormes asteroides viajando sin control y que chocarán contra la Tierra, solo en Youtube por ejemplo, hay más de 36.000 videos sobre el tema.

Si todo tiene un comienzo en esta vida, lo lógico es que todo tiene un final también.  Nadie sabe cuando será, aunque los Mayas digan que es el 21 de diciembre o que los Illuminati empiecen con su malévolo plan ahora en las olimpiadas de Londres; lo cierto es, que a veces le damos tanta importancia al final de los días, que olvidamos por completo los que vivimos ahora, el presente.  Por estar pendientes de un final que tarde o temprano llegará, no disfrutamos el amanecer de hoy, la lluvia de hoy, el aire de hoy, la gente que amamos y que nos ama hoy.

Con el perdón de los Mayas, yo voy a disfrutar mis días uno a uno, si llego a Navidad este año, ya eso es ganancia, si veo la luz del sol mañana, es un regalo que Dios me da.  Con el perdón de Nostradamus pero creo que el tipo se perdió de sus mejores días metido en una habitación escribiendo sobre un futuro que estaba quinientos años después de su nacimiento, en lugar de correr por esa campiña francesa del brazo de su amada, tumbarse en el suelo boca arriba y dar gracias por respirar ese aire puro, por ver hermosos paisajes y escuchar bellas notas musicales mientras besaba en los labios a su mujer después de verla a los ojos y susurrarle un “Te amo”.

Leí por ahí que cada día tiene su propio afán, que no hay que preocuparse por un futuro incierto, que lo único que tenemos es el hoy.  Vivamos cada día con intensidad, es bueno pensar en el futuro, pero no de una forma fatalista, más bien siendo conciente de que son nuestros actos de hoy los que alteran y definen el mañana, vivamos de tal manera que todo lo que hagamos nos beneficie y no nos perjudique después y desechemos de una buena vez esa obsesión por el fin.

Un comentario »

  1. Lo mas sorprendente del hombre occidental
    es que pierden la salud para ganar dinero,
    despues pierden el dinero para recuperar la salud.
    Y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan del presente;
    por lo que no viven, ni el presente, ni el futuro.
    Y viven como si no tuviesen que que morir, y mueren como si no hubieran vivido
    Dalai Lama

    -Tiene Razón-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s