Por si el cielo se cae…

Estándar

“Este es el fin…”  Así comienza una canción de Adele y eso es lo que dicen los Mayas que pasará dentro de exactamente un mes… El final.  Pareciera que este post es la tercera parte de otros que titulé como “Obsesión  por el fin” lo cual pone en manifiesto que sí existe dicha obsesión, pero a 30 días de que el cielo se caiga, surge en mí una pregunta: ¿Cómo están nuestras vidas para hacerle frente a ese fatídico evento?  Puede que este temor apocaplítico no esté justificado, talvez raye en la paranoia, pero es bueno tomarse un tiempo, volver la mirada atrás, contemplar qué es lo que hemos hecho, mirar nuestro alrededor y todo lo que acontece.

Señales de la cercanía del Armagedón nos caen por todos lados, solo lean los periódicos, vean los tele noticieros y se darán cuenta que sirven de base a otros locos como yo para asegurar que nuestros días están contados.  Terremoto en Costa Rica, Guatemala y Japón.  La tormenta del siglo, “Sandy” ensañada contra Nueva York.  Los polos derriténdose, olas de frío azotando la costa oeste los Estados Unidos.  Gaza e Israel en conflicto; Costa Rica sumergida en protestas y malestares políticos nunca antes vistos; en un mundo donde el Caos parece haber dado un “Golpe de Estado” pareciera que no hay esperanza para la humanidad y que nada impedirá que todo esto culmine con el cielo desmoronándose sobre todos nosotros.  “Agunata la respiración, cuenta hasta diez, siente la tierra moverse” dice Adele en su canción.  ¿Qué fuerte verdad?

Siendo completamente honesto, les diré lo que pienso de todas estas visiones apocalípticas y les aclaro que solo es mi humilde opinión, respeto la que tengan todos ustedes, mis estimados lectores.  La verdad es que los Mayas están muertos y enterrados, al igual que ellos lo estaré yo algún día; no sé si será el 21 de dciembre próximo o dentro de 50 años, pero el caso es que la vida es un suspiro y no hay tiempo para perderlo pensando en tragedias épicas.  Talvez sea el fin, talvez el cielo se vaya a caer, pueda que el mundo colapse, pero en medio de tanta oscuridad todavía el sol sale todas las mañanas y nos calienta, todavía nacen niños con ganas de vivir en este “desorden” que llamamos mundo, aún las personas creen en un Poder Superior que los protege de todo mal, creen en un Dios, le tienen Fe.

Entre buenos y malos gobernantes todavía la gente sale adelante, entre señalamientos y prejuicios, aún la gente trata de ser feliz, entre polo y polo, la Tierra es un lugar maravilloso para vivir y cuneta con personas que se preocupan por su bieniestar, aunque otros solo le pongan precio a sus recursos.  Si dentro de un mes pereciéramos y de nosotros solo un recuerdo quedara, me gustaría disfrutar al máximo, este mes que la vida me regala.  30 días sin complejos, sin rencores, sin pensar en lo que no tengo, disfrutando lo que hasta al momento poseo, buscar a quien amo y como dice Adele: “Dejar que el cielo se caiga, cuando este se desmorone, nos pondremos de pie, lo enfrentaremos todo juntos” 

Si en un mes se cae el cielo, nadie lo sabe lo sabe con certeza, ¡al carajo los Mayas! Si pensaban en asustarnos con estas terribles predicciones, se equivocaron, porque todos los seres humanos, hemos pasado de una forma u otra nuestro apocalipsis personal.  Hay muchos tipos de finales los cuales nos marcan, nos transforman y algunas veces, nos destruyen.  Por ejemplo: ¿Alguno ha sufrido por amor?  si su respuesta es afirmativa entonces sabrá lo que es sentir el cielo derrumbándose sobre nuestras cabezas; ¿Alguien ha visto a un ser querido apagarse poco a poco producto de un cáncer?  Esa sensación es similar a llevar el armagedón en el pecho, lo digo por experiencia propia.  En una posible colisión de un asteroide con la Tierra, al menos tenemos el consuelo de que nos vamos todos juntos al “Mas allá”, pero cuando perdemos a alguien que amamos, te queda un dolor, un vacío inexplicable, como si ese asteroide hubiera impactado en nuestro corazón.  Pero aún así, hemos aprendido con cada tragedia en nuestras vidas a ser más fuertes, con el tiempo nos vamos recuperando y aunque quedan las cicatrices en nuestra alma, estamos agradecidos, por ser sobrevivientes y comenzamos un nuevo ciclo, hasta que una nuevo augurio anuncia un nuevo “Fin del Mundo”

Por si el cielo se cae y no existiera un mañana ocupémonos del “Hoy”, todos somos damnificados de un desastre o de otro, hemos estado en situaciones de peligro y seguimos con vida, somos una generación nacida en el caos, somos guerreros luchando día con día, arrancándole veracidad a cada profecía, revelándonos contra el oscuro destino que Nostradamus y otros crueles profetas nos vaticinan, porque aunque se hayan ensañado con nuestra época, el hecho es que seguimos teniendo esperanza, seguimos creyendo, seguimos amando, seguimos soñando.  No temo a ninguna hecatombe, lo que si me aterraría es no tener a nadie a mi lado, no estar cerca de mis seres queridos, por alguna pelea, por algo malo que yo hubiera cometido en su contra, así que me preocupa más demostrarles con hechos que los quiero, me preocupo por hacer las cosas cada vez mejor y por sacarle provecho a cada momento que pasa.  Si de verdad nos queda un mes en este planeta, no perdamos tiempo, hagamos todo lo que esté en nuestras manos para disfrutarlo y si no es así… entonces nos leemos el 22 de diciembre.  Por el momento, seguiré escuchando Skyfall, de Adele.

»

    • Saludos Andrés!!!
      Así mi estimado, lo que tenga que venir, que venga y listo! A mí me pasa lo mismo con Skyfall, después de escribir este post.
      Muy agradecido por tomarse su tiempo y leer mi Blog.
      Bendiciones e invitado a seguir visitándonos por acá!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s