Photoshop para el alma

Estándar

Photoshop 086Fotografías.  Son imágenes de un sin fin de recuerdos.  Son la prueba más elocuente de todo cuanto celebramos o sufrimos.  No existe un cumpleaños, boda, bautizo, funeral o fiesta en donde falte alguna foto, por lo menos una.  algunas tribus indígenas no dejan que les tomen fotos, pues consideran que les están robando parte de su alma.  Otras personas las aman, tienen su Facebook o su Twitter llenos de imágenes de ellos incluso hasta en el servicio sanitario; otros como yo disfrutamos de tomarlas, ya sea de paisajes, de lugares que he conocido, de personas en fin, mi trabajo es estar del otro lado de la cámara, no tanto en frente.  A otras personas no les gustan las fotografías, porque piensan que no se ven bien, se sienten gordos o muy flacos, creen que el pequeño grano que tienen en ese momento parece el volcán Arenal en su cara y solo muertos se dejarían fotografiar en esas condiciones.  Afortunadamente, vivimos en la era más tecnológica de todos los tiempos y para esos pequeños problemas existe el Photoshop.  Ahora la joven quinceañera con más espinillas en su cara puede parecer modelo de portada con este programa para editar imágenes.  ¡Gracias Dios por el Photoshop! puede que digan muchos.  Ahora que hablamos sobre este tema, permítanme que les cuente una historia.

Sarah Nelson vivía en hermoso edificio en Covent Garden, en el centro de Londres, su sueño desde niña era ser una modelo.  1Desde que estaba en la secundaria, compraba todas las revistas de moda y las devoraba más que a sus libros de estudio.  Siempre vestía ropa de diseñadores y se imaginaba en una de esas grandes pasarelas con el público ovacionándole de pie.  Al terminar el colegio ingresó a un estudio fotográfico para hacer su primera sesión para una publicidad.  Estaba emocionada, pero siempre la invadía un temor: se sentía un poco obesa.  Observaba a sus compañeras y las odiaba porque pensaba que todo se les veía mejor a ellas.  Aunque ya la había contratado una agencia de modelos, ella sufría porque pensaba que en cualquier momento la iban a despedir por tener unos kilos de más, así que empezó una dieta estricta de sopas y jugos.  Un día llamó a su agencia el departamento creativo de Stella McCartney; necesitaban una modelo para su próxima campaña de otoño-invierno y la que escogiera la agencia estaría en la próxima portada de la revista Vogue, ese era el sueño de Sarah, estar en la portada de Vogue, la “Biblia” de la moda a nivel mundial, solo había un pequeño problema, ella seguía creyendo que estaba gorda y una compañera de trabajo de seguro iba a ser contratada por la casa de modas.

Sarah necesitaba hacer algo para perder peso definitivamente, así que se puso a investigar y leyendo uno de los atrículos que había en la biblioteca de su padre, que era médico, descubrió que algunas modelos utilizaban los huevecillos de “Tenia” o mejor conocida en Centroamérica como “Solitaria”, para bajar de peso rápidamente.  La tenia es un parásito intestinal que puede alcanzar los 8m de longitud. Vive en su etapa adulta en el intestino de un huésped, de cuya dieta se nutre, de modo que parte de lo que comemos se lo come un gusano tan largo como nuestro intestino.  Sin pensarlo 2 veces Sarah se contactó con un laboratorio en el mercado negro, que le facilitó los huevecillos, porque aunque no lo crean, existe una gran demanda, sobretodo de jovencitas mayores de 17 años que pagan por estos parásitos con el fin de estar delgadas, Sarah no era la primera que los conseguía en Londres.

Tutorial_photoshop_zombie_10Para terminar esta historia, debo contarles que Sarah Nelson consiguió lo que quería… su portada en Vogue, pero no lo consiguió modelando para Stella McCartney, eso lo hizo su compañera, Sarah apareció en una edición especial de Vogue en la que se publicaba un artículo sobre su muerte, Sarah ingirió los huevos de tenia, pero sufrió una cisticercosis cerebral, una infección por larvas en el cerebro, cabe recordar que por estos órganos no pasa comida ¿de qué se iban a alimentar estas larvas? y mucho menos en el cerbro de alguien que toma parásitos para adelgazar.  El artículo era también una advertencia para todas aquellas jóvenes que quieren ser modelos y dejan de comer para estar superdelagadas o se someten a extraños métodos para perder peso. “El ser modelo es sinónimo de salud, de belleza, de ninguna forma se justifica que alguien atente contra su salud con tal de ingresar en el mundo del modelaje”- Decía el entre otras cosas el artículo de la prestigiosa revista.  Sarah ni siquiera era obesa, era una chica anoréxica, su atormentada mente era la que la hacía verse y sentirse gorda.  Su problema se hubiera resuelto si hubiera hablado a tiempo, solo leyendo su bitácora en la computadora fue como se dieron cuenta sus familiares de lo que la estaba flagelando a esta pobre alma.

Desafortunadamente, no existe el Photoshop para el alma, podemos corregir lo barros y los granos en las fotografías, esconder esos kilitos de más, las bolsas en los ojos y todo aquellos que no queremos que nadie vea, pero nunca podremos escondernos de nosotros mismos.  Podemos “truquear” una imagen, pero detrás de esa imagen está nuestra real existencia.  Detrás de una linda cara, puede que se encuentre un ángel o un demonio y tarde o temprano nuestra realidad sale a la luz y nos muestra tal cual somos, sin Photoshop.  Hombre o mujer, niño o adulto, bueno o malo, nadie puede negar lo que es por mucho tiempo, así que no nos queda más que vivir nuestras vidas de la mejor manera posible y aceptarnos tal cual somos.  Y si alguna chica con deseos de ser modelo me está leyendo, espero de todo corazón que la historia de Sarah te sirva de algo y lo pienses muy bien antes de cometer una locura, pues es mil veces mejor llevar un grano en la cara, que una solitaria en tu intestino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s