Como si fuéramos Batman

Estándar

dark-knight-rises-poster-2-thumb1Batman es mi superhéroe favorito. Desde que tengo uso de razón le he admirado y cuando era un niño jugaba a ser él. Me imaginaba combatiendo a los más terribles villanos de Ciudad Gótica, poniendo orden donde reinaba el caos, salvando a personas indefensas que se encontraban en peligro, haciendo el bien a una ciudad que me necesitaba y que estaba feliz de tenerme con ellos. Y es que este personaje, no es como los otros superhéroes que vienen del espacio o que sufrieron alguna mutación, no, Batman es un mortal, como tú o como yo, eso sí, con mucho dinero para invertir en sofisticados artefactos que le sirven para enfrentarse a los malhechores que acechan en las sombras. Hoy que soy adulto sigo siendo Batman. Y tengo una “Gótica” que proteger: mi vida. Tengo que defenderla de los enemigos que a diario intentan tomar el control y no son villanos imaginarios, son reales. Los enfrento día con día y sé que ustedes también.

Nadie está bien todo el tiempo, eso es un hecho. Hay momentos en los que los problemas del día con día nos toman por el cuello y nos impiden respirar con normalidad, sentimos que el aire se va de nuestros pulmones y que las fuerzas para seguir luchando nos dan la espalda. Es en esos precisos instantes en los que deseamos con ansias que alguien llegue y nos rescate, que nos libre del mal momento por el que estamos pasando. Es aquí cuando tenemos que sacar ese “Batman” que llevamos dentro y enfrentarnos a los malhechores que nos acechan. Y es que en nuestra “Gótica personal”, esos rufianes se disfrazan de muchas formas. Los hay con disfraz de deuda bancaria, cuando hipotecas tu casa y el banco la va a rematar, ese es un villano del tamaño de Bane y nadie quiere enfrentarlo. He visto Guasones disfrazados de desempleo, Pingüinos con sombreros llenos de adicciones, Hiedras Venenosas destruyendo matrimonios y Dos caras trabajando en puestos de gobierno, sacando provecho para sí mismos. Mentiras, fraudes, enfermedades, etc. Son muchas máscaras tras las que se ocultan para robarnos la paz. Como pueden ver, nuestra Gótica está igual o más caótica que la del verdadero “Hombre murciélago” Muchas veces estos enemigos nos golpean tan fuerte que nos envían sin piedad a una celda en el manicomio Arkham o en la prisión “Peña Dura”

Todos tenemos problemas, a veces creemos que los nuestros son más grandes que los de las demás personas y hasta el que dice ser ateo, cae de rodillas implorando piedad a un Dios que antes negaba. Pero aún así, aunque sintamos que ya no podemos más, que ya nos damos por derrotados y que sentimos que pasamos por nuestra hora más oscura, igual que Bruce Wayne, también podemos ascender. Yo también estuve en “Peña Dura”, creí que nunca saldría de allí, miraba hacia arriba y veía imposible la salida, vi como otros lo intentaban y terminaban sin vida. Hubo un momento en el cual pensé que allí iba a morir, que ya no vería el sol nunca más; pero recordé una frase de Ra’s al Ghul y algo dentro de mi reaccionó: “La voluntad lo es todo, la voluntad de actuar” Fue entonces cuando comprendí que de todos los villanos que me atacaron el peor y más terrible de todos… era yo mismo. Si, yo, acompañado de mis pensamientos derrotistas, me habían llevado a un pozo osuro del cual me negaba la oportunidad de salir; todos mis errores y mis temores habían tomado forma de un enorme Baine que no solo quebró mi espalda, también mis ilusiones. Pero hay algo que no pudo quebrar, mi voluntad, ese gusto no se lo dí, así que me enfrenté a mis demonios y empecé a escalar, a subir por la pared de esa prisión en la que yo mismo me había encerrado, mientras escuchaba a mis sueños en coro gritar: ¡Deshi basara! ¡Deshi basara!

Salí de Peña Dura. Aquí estoy. Ascendí, el caballero salió de la oscuridad y ascendió. Lo hice porque fue mi decisión, fue mi voluntad. Muchos pasan la vida esperando un milagro, pero no se dan cuenta que ya ellos son un milagro. Que por más fuerte que nos golpee la vida, nosotros tenemos el poder de salir adelante, ¿Quién no se ha caído y se ha vuelto a levantar? ó ¿crees que es mejor quedarse en el suelo viendo como los demás avanzan? No esperes que Batman llegue de sorpresa y te salve de tus tribulaciones, ya Dios te puso un Batman interno, sácalo y aplasta a tus Guasones o a tus Pingüinos pero tienes que hacerlo tu, porque nadie va a luchar tus batallas por ti. No caigas en una prisión personal por miedo, por pereza, tenemos todo lo que necesitamos para obtener lo que queremos. Tu vida es la Ciudad Gótica que tienes, los edificios y las calles que la forman son todos tus sueños y esperanzas; salvarla o perderla está en tus manos, porque siempre habrán cosas que alteren nuestro orden, eso es normal, no dejes que nadie pisotee tus ilusiones, ponte tu traje de héroe y lucha por lo que quieres.

Este post es un desahogo, algo que tal vez no entiendan pero quise compartir, porque hay momentos en los que no encuentras salida a tus problemas, si estás pasando por algo así, créeme, te entiendo a la perfección, pero hoy te digo también que ya pasé por donde asustan, y si, me dio miedo, pero no me acobardé, aquí estoy y voy a seguir adelante, que por fuerte que sean los vientos siempre se puede estar mejor. Bendiciones para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s